TITULOS
SOCIEDAD

GOLPE AL BOLSILLO: Córdoba sufre el cuarto aumento de trasporte interurbano

Publicado el dia 03/12/2018 a las 13h12min
Desde este sábado los usuarios del transporte interurbano de la provincia de Córdoba pagan más caro el precio del boleto. Se trata del segundo tramo del último incremento anunciado por las empresas que ronda el 15 %.

Con el aumento de octubre la suba total es casi del 30 %. Recordemos que ya se había ejecutado el incremento previsto para 2018 y con esta nueva modificación en menos de un año el boleto ceció alrededor del 60 %.

Como lo venimos diciendo desde hace meses, desde ahora viajar a tu trabajo y regresar a tu casa es prácticamente “un lujo”. Atrás quedó la idea de que el transporte público era de los pobres, ahora ni ellos lo podrán utilizar.

La crisis nos está llevando puestos, se percibe claramente en todos los servicios y como siempre “el pato de la boda” lo terminan pagando los trabajadores y los más humildes.

El norte de Córdoba es uno de los sectores más vulnerables de la provincia y sufre duramente estos aumentos. Con esta última modificación, increíblemente las localidades de Sebastián Elcano y Lucio V. Mansilla ya llegaron a los $430.

Para dimensionar la gravedad de la situación, podemos hacer el siguiente cálculo, una mamá o un papá que tenga que llevar a dos de sus hijos a un control médico a la ciudad de Córdoba, deberá contar sólo en dinero para el boleto más de $2580.

Esto demuestra el desamparo total que tiene la ciudadanía ante los grandes negocios de las empresas y el gobierno. Lamentablemente quien debería poner un freno a estos incrementos es el ERSeP, pero es una herramienta con la que los usuarios ya no pueden contar.

Hay diferentes factores que influyen para llegar a este escenario. El capricho de las empresas que están a punto de perder los subsidios a nivel nacional, el fuerte impacto de los tarifazos (como en el combustible) impulsados justamente por este mismo gobierno nacional, el bestial ajuste de Macri, la inestabilidad del dólar y demás. En medio de este panorama, las empresas que en los últimos años se enriquecieron a costa de la gente, ponen de rehenes a los usuarios, cambiando los horarios y quitando frecuencias, solo para generar un mal estar general, en repudio a la disminución de sus beneficios.

Este tipo de incrementos afectan directamente la vida de los trabajadores, que son los que en definitiva utilizan el servicio de transporte público. La gran mayoría de ellos, no cuenta con otras alternativas de movilidad.

Las decisiones gubernamentales no protegen a los trabajadores de condiciones humildes, provocando que finalmente sean ellos los que paguen la crisis.

 

Los precios para el infarto

 

En el norte de Córdoba, circulan dos empresas de transporte interurbano, Ersa y Fono Bus.

En el caso de la localidad de San José de la Dormida, el boleto de Ersa con destino a la capital, pasó a valer de $208 a $235, mientras que en Fono Bus, el Servicio Diferencial de $230 a $260 y Diferencial Regular de $208 a $235.

Peor es la situación que viven vecinos de otras localidades del norte, que deben pagar fortunas en boleto sólo de ida para llegar a Córdoba.

En el caso del recorrido de Ruta Nacional N° 9: Villa de María del Río Seco $353, San Francisco del Chañar $418 y Sebastián Elcano $430. En cambio en el recorrido de Ruta Nacional N° 60: San José de las Salinas $364 y Lucio V. Mansilla $428.

Así mismo hay casos excepcionales, como las últimas localidades de la provincia a las que solamente accede la Ersa, como Villa Candelaria que su boleto ya cuesta $535 y La Rinconada $549.

Fuente: Informe Franco Farias